no hay comentarios

Compromiso de San Salvador para la Juventud y el Desarrollo

Compartir

Las Jefas y Jefes de Estado y Gobierno de Iberoamérica, en el marco de la XVIII Cumbre Iberoamericana, adoptamos el Compromiso de San Salvador para la Juventud y el Desarrollo, el cual esparte integral de la Declaración y se aplicará de acuerdo con los ordenamientos jurídicos internos de cada uno de los países, comprendiendo acciones en diversas áreas

no hay comentarios

Plan de Acción de la Carta Cultural Iberoamericana

Compartir

X Conferencia Iberoamericana de Cultura
Valparaíso Chile, 26 y 27 de Julio de 2007
Plan de Acción de la Carta Cultural Iberoamericana
1. ACTUACIONES PARA EL CONOCIMIENTO Y DIFUSIÓN DE LA CARTA
a. Facilitar el conocimiento del texto: Envío y Promoción de la Carta a las
autoridades de los organismos internacionales: UNESCO, CEPAL,
Convenio Andrés Bello, OEA, CERLALC; BID, Red Internacional de
políticas Culturales, MERCOSUR.
b. Publicar y actualizar noticias y actuaciones sobre la Carta en la página
web de organismos culturales de la Región con información ordenada
sobre la Carta:
La OEI tiene una página dedicada al tema, que cuenta con
los antecedentes y el proceso de elaboración y aprobación,
que puede verse alimentada con artículos y eventos
relacionados con los temas contenidos en la Carta.
c. Estimular artículos dedicadas a la Carta Cultural en prensa y en otros
medios de comunicación.
d. Comprometer a los países a difundir la Carta en la página web de los
Ministerios de Cultura, y a través de boletines informativos virtuales.
e. Editar (re-editar) un folleto con el texto de la Carta en castellano y
portugués para distribuir en los eventos culturales.
LA OEI y la SEGIB editaron un folleto en 2006 que fue
distribuido durante la Cumbre Iberoamericana, y a partir de
ahí en varios eventos culturales en la región.
f.
Traducir y difundir de la Carta a otros idiomas (inglés, francés, árabe,
lenguas UE) , para su conocimiento fuera del espacio iberoamericano.
La proyección de la Comunidad Iberoamericana requiere de
una política de comunicación hacia otros países (en especial,
la Unión Europea) y la Carta cultural puede ser un elemento
a tener en consideración en esa comunicación exterior.2. PUESTA EN VALOR POLÍTICO, CULTURAL Y CIENTÍFICO DE LA CARTA
a. Realizar presentaciones públicas de la Carta como el primer gran
acuerdo, de ámbito regional, de desarrollo de la Convención para la
diversidad cultural de la UNESCO.
b. Establecer relaciones de coordinación con la UNESCO para el desarrollo
de la Carta en el marco de la Convención para la promoción y
protección de la diversidad de las expresiones culturales.
Algunos países iberoamericanos forman parte del comité
intergubernamental creado por la UNESCO para el desarrollo
de la Convención de la Diversidad, lo que puede
aprovecharse para difundir la Carta en el seno de la
UNESCO, y para establecer enlaces y puentes de
coordinación para desarrollo de ambos textos.
c. Implicar en el desarrollo y puesta en valor de la Carta a personalidades
destacadas de la cultura, el arte y la empresa cultural del mundo
iberoamericano, como ex presidentes y ex ministros de cultura
iberoamericanos, presidentes de asociaciones y federaciones de los
sectores profesionales de la cultura, artistas y creadores.
d. Apoyar la organización de seminarios académicos y de líneas de
investigación e interpretación del texto de la Carta.
Esta labor puede llevarse a cabo a través de redes de
Universidades a través de los departamentos dedicados a los
estudios culturales, la gestión cultural, el patrimonio, el
derecho internacional, etc (Las redes existentes (Iberformat,
Cátedras UNESCO, cátedras del Convenio Andrés Bello)
pueden ser un buen elemento de partida.
e. Difundir la Carta Cultural Iberoamericana entre los Ministros de
Educación de la región para promover el diálogo y la reflexión, con el
cruce educación y cultura como fundamento.
Incentivar la participación de la comunidad educativa,
generando espacios, premios concursos en las escuelas para
que los jóvenes y niños puedan leer, pintar, cantar, actuar,
conversar en torno al texto de la carta, por ser esta
portadora de la Cultura de Paz y de Diversidad Cultural entre
nuestros pueblos.
f.
Incluir la Carta en el orden del día de los principales encuentros de
profesionales y artistas en el ámbito iberoamericano.Aprovechar los Foros Internacionales en torno a la
Celebración del Bicentenario de las independencias de los
países Iberoamericanos para promover la Carta Cultural.
g. Traducir y difundir el texto de la Carta a otras lenguas de los países de
Iberoamérica.
La Carta otorga especial atención a la diversidad y a las
culturas tradicionales e indígenas, por lo que su difusión en
lengua original es uno de los aspectos fundamentales para
su puesta en valor y apropiación por parte de las
comunidades.
h. Invitar a pensadores e intelectuales de Iberoamérica a reflexionar sobre
la importancia de promover el compromiso con la Carta Cultural y
publicar sus artículos en los medios de difusión disponibles.
3. MEDIDAS DE DESARROLLO DE LAS PREVISIONES LA CARTA
a. Elaborar un documento de propuestas y medidas básicas para
desarrollar la Carta en cada sector cultural: propiedad intelectual,
comunicación y nuevas tecnologías, patrimonio cultural, educación,
comunidades indígenas, etc.
Podría concebirse como un plan de desarrollo y aplicación de
la Carta, que debería incluir asimismo reglas de
procedimiento de actuación. Este documento debería tomar
en cuenta
el desarrollo de la Carta no sólo por los
organismos multilaterales de la región, sino también por los
Estados iberoamericanos. Se trataría de establecer en el
marco de la Conferencia Iberoamericana las áreas prioritarias
de actuación, de modo que se pueda avanzar paso a paso,
en una agenda política y cultural compartida.
b. Crear una categoría de acciones de desarrollo o “Programas Carta
Cultural” que descanse en la calidad, en el control de la asignación de
SELLO CULTURAL de la Carta y el la preferencia para la obtención de
fondos de financiación. En esta categoría se deberían integrar los
programas culturales Cumbre ya existentes (Ibermedia, Iberescena…)
c. Crear grupos de trabajo para la elaboración de metodologías comunes e
indicadores de medición cultural compartidos en el área iberoamericana.Ésta podría ser la primera acción conjunta para el desarrollo
de la Carta que cuenta ya con el compromiso de los Ministros
de la Región, a través de la realización de reuniones
específicas para la elaboración de metodologías comunes y el
intercambios de estadísticas y datos del sector cultural.
d. Establecer una Red Iberoamericana de organizaciones, programas
públicos y privados encargados del trabajo cultural para promover los
principios de la Carta Cultural Iberoamericana.
e. Celebrar un Congreso Iberoamericano de la Cultura que incorpore a la
sociedad civil y que permita visibilizar el potencial de nuestras culturas.
En este contexto, se estudiara también la utilización de las tecnologias
de información, para mejorar la comunicación y distribución de los
bienes y servicios culturales.

no hay comentarios

Declaración de Valparaíso de 2007

Compartir

XVII CONFERENCIA IBEROAMERICANA DE EDUCACIÓN
Valparaíso, Chile, 23 de julio de 2007
Declaración de Valparaíso
Las Ministras y los Ministros de Educación de Iberoamérica, reunidos en la XVII
Conferencia Iberoamericana de Educación, en el marco de la XVII Cumbre Iberoamericana
de Jefes de Estado y de Gobierno, que tendrá lugar los días 8 al 10 de noviembre de
2007, cuyos ejes temáticos serán la cohesión social y las políticas inclusivas,
CONSIDERAMOS:
1. Que la educación es una herramienta fundamental, a través de la cual Iberoamérica
puede avanzar decididamente en la solución de sus más graves problemas: la pobreza
y la desigualdad. Gracias a la educación, se forma a las personas en el ejercicio de la
ciudadanía, se logran mayores niveles de protección para los grupos sociales más
vulnerables y se fomenta la equidad en el acceso al bienestar.
2. Que, además de la responsabilidad ineludible de los Estados, el diálogo, los acuerdos y
pactos educativos son factores que favorecen la cohesión e inclusión social, así como
la estrecha relación que tienen con este objetivo el desarrollo de valores éticos, cívicos
y democráticos, muy especialmente a través del arte, la cultura y el deporte.
3. Que las acciones coordinadas a través de la Secretaría General Iberoamericana
(SEGIB) y la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y
la Cultura (OEI), acordadas en las Cumbres Iberoamericanas de Jefes de Estado y de
Gobierno, como son el Plan Iberoamericano de Alfabetización y Educación Básica de
Jóvenes y Adultos (PIA), el Espacio Iberoamericano del Conocimiento (EIC) con la
participación del Consejo Universitario Iberoamericano (CUIB), el Programa de
Televisión Educativa Iberoamericana (TEIB), así como el seguimiento de las
experiencias de canje de deuda por educación, muestran notables avances en su
concreción y desarrollo, contando con una generalizada valoración positiva que
compartimos. Ello ha contribuido al bienestar de mujeres y hombres de Iberoamérica
y, muy especialmente, ha favorecido un mayor nivel de cohesión social y la aplicación
de políticas inclusivas.
4. Que recibimos con satisfacción las conclusiones alcanzadas en la última reunión de
responsables de educación superior, celebrada conforme al mandato de la Cumbre
Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, especialmente en cuanto a la
elaboración de una hoja de ruta a seguir para el fortalecimiento del Espacio
Iberoamericano del Conocimiento (EIC).5. Que valoramos la creación de la Secretaría de Cooperación Regional en Políticas de
Informática Educativa, en el marco de la Red Latinoamericana de Portales Educativos
(RELPE)
ACORDAMOS:
1. Ratificar el deber ineludible del Estado de promover políticas educativas que refuercen
la inclusión y cohesión social y el sentido de pertenencia, a través de la promoción de
la calidad y equidad educativa, su vinculación con el sistema productivo, para lograr
con ello sociedades más justas, con mejores oportunidades para todos, mayores
niveles de bienestar y haciendo posible la construcción de ciudadanía.
2. Reafirmar el compromiso de prevenir, corregir y revertir en los sistemas de educación
cualquier forma de discriminación, especialmente a través del reconocimiento a la
equidad de género, la diversidad étnica, multiculturalidad y desarrollando un modelo
de escuela segura en la región.
3. Apoyar una estrategia iberoamericana para alcanzar un pacto educativo que promueva
la cohesión e inclusión social en la región, pacto que debería concretarse en acuerdos
a nivel subregional, nacional y local, así como sectorial y gremial.
4. Reiterar nuestro compromiso con la erradicación del analfabetismo y la
universalización de la educación básica en la región, de acuerdo con los objetivos del
PIA, valorando los avances alcanzados por planes nacionales, así como la diversidad
de métodos empleados, de acuerdo a las realidades sociales y educativas en cada uno
de nuestros países. En este sentido, reconocemos los logros alcanzados por las
iniciativas “Yo sí puedo”, Programa de Alfabetización y Educación Básica de Adultos
(PAEBA), y otros planes y programas implementados en la región.
5. Felicitar el trabajo llevado a cabo por la SEGIB y la OEI en colaboración con otros
organismos, en el desarrollo del PIA y en el apoyo a las iniciativas desarrolladas
durante 2007 en el marco del Año Iberoamericano de la Alfabetización. Instamos a
que continúen respaldando estas acciones.
6. Reafirmar el apoyo a las iniciativas del fomento de la lectura y la escritura en nuestros
países, así como el desarrollo de programas que garanticen la apropiación por parte de
las familias de material bibliográfico que promueva los valores de la diversidad cultural
y el pensamiento crítico.
7. Respaldar la realización del Congreso Iberoamericano de Alfabetización, a realizarse en
la ciudad de la Habana, Cuba, durante el año 2008.
8. Reiterar la importancia de continuar avanzando en la estructuración del Espacio
Iberoamericano del Conocimiento (EIC), dando seguimiento, por parte de la SEGIB, la
OEI y el CUIB, a lo establecido por la hoja de ruta diseñada por los altos responsablesde educación superior de los países iberoamericanos, con especial atención a la
materialización de un programa de movilidad académica y reformulación de CYTED.
Manifestamos nuestra preocupación por la apropiación externa de capital humano
calificado de la región.
9. Mantener el apoyo a las iniciativas destinadas al canje de deuda por educación,
reforzando el papel de los Ministerios de Educación en el diseño e implementación de
programas que se deriven de éstas.
10. Promover en nuestros sistemas educativos el acceso universal a las tecnologías de la
información y comunicación (TIC), que permitan elevar el nivel de la calidad de la
educación para todos y el diálogo de saberes.
11. Celebrar los avances logrados por la Red Latinoamericana de Portales Educativos
(RELPE) y destacar la puesta en marcha del Acuerdo de Cooperación Regional de
Informática Educativa. La Red se ha consolidado como una entidad articuladora de
portales locales, especialmente en el acceso a contenidos educativos a personas e
instituciones de las zonas más aisladas de la región. Instamos a profundizar su
desarrollo en la estructuración progresiva de un banco de recursos pedagógicos de
mayor complejidad. Animamos a sumarse a ella a todos los países iberoamericanos.
12. Apoyar la constitución del Comité Intergubernamental del Programa de Televisión
Educativa Iberoamericana (TEIB) y el proceso de refundación y convergencia de
contenidos, que se está llevando a cabo.
13. Promover acuerdos de cooperación horizontal entre los países iberoamericanos, para el
desarrollo de políticas educativas que permitan la superación de la desigualdad y la
pobreza que, en definitiva, fortalezcan la cohesión e inclusión social.
14. Agradecer a los organismos internacionales el apoyo que vienen prestando al
desarrollo de nuestras políticas y sistemas educativos, en especial los esfuerzos
realizados en el ámbito de la cooperación interagencial.
15. Agradecer, finalmente, la cálida acogida, cortesía y eficacia del Ministerio de Educación
de Chile y de la OEI por la exitosa organización de esta Conferencia, así como por su
permanente labor a favor de la cooperación educativa iberoamericana.
Valparaíso, Chile, 23 de julio de 2007

no hay comentarios

Declaración de Montevideo de 2006

Compartir

DECLARACIÓN DE MONTEVIDEO
1. Los Jefes de Estado y de Gobierno de los 22 países que conforman la
Comunidad Iberoamericana de Naciones, reunidos en su XVI Cumbre en
Montevideo – Uruguay – los días 3, 4 y 5 de noviembre de 2006,
reafirmamos nuestra total adhesión a los propósitos y principios
consagrados en la Carta de las Naciones Unidas, a la vigencia plena de la
democracia, al respeto a la soberanía y a la no injerencia en los asuntos
internos de los Estados, al respeto y promoción de los derechos humanos,
al fortalecimiento del multilateralismo y del respeto a los principios del
Derecho Internacional, a la solución pacífica de las controversias y al
rechazo del uso de la fuerza o de la amenaza del uso de la fuerza en el
ámbito internacional y al rechazo a la aplicación de medidas coercitivas
unilaterales contrarias al derecho internacional.
2. Reafirmamos los valores proclamados, los principios defendidos y los
objetivos acordados en el curso de las anteriores cumbres, y que
constituyen el acervo iberoamericano. En ese marco, han merecido y
merecen especial atención el derecho al desarrollo, así como las
condiciones fundamentales para lograrlo. Asimismo expresamos nuestro
compromiso en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.
Manifestamos nuestra voluntad de seguir luchando contra la desigualdad,
el hambre y la pobreza, factores que pueden comprometer la democracia
y limitar el ejercicio efectivo de los derechos ciudadanos, y para cuya
progresiva superación se requiere la ejecución de políticas de promoción
del desarrollo económico con inclusión social, la generación de trabajo
decente y la solución duradera del problema de la deuda externa.
Reafirmamos la prioridad concedida al combate al terrorismo en todas sus
formas y manifestaciones, y a la lucha contra otros flagelos como la
delincuencia organizada transnacional, el problema mundial de las drogas
ilícitas, así como el lavado de activos, el problema de la corrupción, el
tráfico ilícito de armas, el tráfico ilícito de migrantes y la trata de
personas, entre otros.
3. En atención a la trascendencia y a la creciente importancia de las
migraciones internacionales y a sus proyecciones para nuestros países,
hemos elegido esta materia, a iniciativa del gobierno del Uruguay, como
tema central de la presente Cumbre, reafirmando los propósitos
enunciados al respecto en anteriores declaraciones, y en especial en la
emanada de la XV Cumbre Iberoamericana, realizada un año atrás enSalamanca – España. Asimismo, decidimos intensificar el diálogo y la
cooperación sobre el tema e impulsar, en nuestras políticas nacionales,
foros subregionales y acuerdos internacionales, la materialización del
Compromiso de Montevideo sobre Migraciones y Desarrollo, que es parte
integrante de la presente Declaración.
4. Apoyamos la iniciativa de los Gobiernos de España y Turquía, asumida por
el Secretario General de las Naciones Unidas, denominada “Alianza de
Civilizaciones”, cuya finalidad es fomentar el diálogo multiétnico y el
conocimiento mutuo entre las diversas culturas, como principios de
convivencia y reconocimiento a la coexistencia en la diversidad.
5. En conformidad con el Consenso de Monterrey, seguimos determinados a
cooperar en el ámbito de la Iniciativa contra el Hambre y la Pobreza, así
como la de “América Latina y el Caribe Sin Hambre 2025” de la FAO, para
el cabal cumplimiento de las Metas del Milenio. Instamos, por lo tanto, a
la SEGIB, a seguir respaldando e impulsando el intercambio de buenas
prácticas y otras modalidades de cooperación en pro de la consecución de
esos objetivos.
6. Tomamos nota con aprecio de la iniciativa del Gobierno de Costa Rica
(Consenso de Costa Rica), para que los países desarrollados y organismos
internacionales establezcan mecanismos financieros innovadores como el
canje de deuda
por proyectos de desarrollo cuando los países
soberanamente lo determinen, la condonación de la deuda para aquellos
países que lo soliciten y califiquen, y que puedan ser apoyados con
recursos financieros adicionales a los países en vías de desarrollo que
aumenten su inversión social en educación, salud y vivienda y reduzcan
su inversión en armamentos, siempre y cuando se mantenga la capacidad
que corresponda a las necesidades legítimas de seguridad y defensa. En
ese sentido, se instruye a la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB)
para que realice consultas en torno a esta iniciativa.
7. Expresamos nuestra satisfacción por la eficaz labor cumplida este primer
año por la Secretaría General Iberoamericana, que se ha fortalecido
institucionalmente y que ha ejercido el papel ejecutivo y organizativo para
el cual fue creada. Reconocemos la intensa actividad desarrollada en la
ejecución de los mandatos de la Cumbre de Salamanca, así como su
empeño por promover la proyección de la Comunidad Iberoamericana en
el actual escenario internacional y el establecimiento de vínculos con otras
organizaciones internacionales.
8. Celebramos la realización y agradecemos los aportes de las Reuniones
Ministeriales y Sectoriales de Administración Pública, Educación, Cultura,
Turismo, Medio Ambiente, Energía e Industria, Justicia, Vivienda y
Desarrollo Urbano, Salud Pública, Infancia y Adolescencia, Juventud, y
Presidencia y Equivalentes, y reconocemos sus contribuciones a la XVI
Cumbre Iberoamericana.9. Adoptamos la Carta Cultural Iberoamericana con el propósito de
promover la construcción de una cultura de paz basada en el intercambio,
el diálogo intercultural, la concertación y la cooperación entre nuestros
pueblos, y estamos decididos a poner en marcha las acciones nacionales
y de cooperación que contribuyan al logro de sus objetivos. Esta Carta se
sustenta en un acervo cultural común, en la riqueza de nuestros orígenes
y en su expresión plural, y contribuye a la consolidación de un espacio
cultural iberoamericano. Asimismo constituye un impulso fundamental a la
cooperación cultural iberoamericana y a la construcción de un espacio
multiétnico, pluricultural y multilingüe de cooperación y concertación,
como un paso hacia el reconocimiento de la cultura como factor de
integración de nuestro espacio iberoamericano.
10. Valoramos el “Plan Iberoamericano de Alfabetización y Educación Básica
de Personas Jóvenes y Adultas 2007 – 2015”, decidimos su puesta en
marcha y declaramos el año 2007 como “Año Iberoamericano de la
Alfabetización”, mediante la coordinación y la suma de esfuerzos
nacionales a partir de estrategias decididas por cada país.
11. Resaltamos los avances alcanzados por los países que han desarrollado
iniciativas de canje de deuda por inversión educativa e impulsamos la
participación de los Gobiernos en el desarrollo de estos programas a
voluntad de cada país. Solicitamos a la SEGIB que elabore un informe que
refleje los resultados de las experiencias de canje de deuda en la región
iberoamericana, especialmente en materia de educación, durante el
primer semestre del año 2007, y que prosiga las gestiones dirigidas a
impulsar en el seno de la comunidad iberoamericana y con terceros
países, los programas de canje de deuda por educación y otras
inversiones sociales.
12. Reconocemos el trabajo de la Organización Iberoamericana de Juventud
(OIJ), en el desarrollo de la segunda fase del Plan Iberoamericano de
Cooperación e Integración de los Jóvenes. Este Plan centra de forma
preferente su atención en la construcción de indicadores comunes que
proporcionen un estado de situación regional que sirva de apoyo a la
orientación de las políticas públicas, en aquellos temas de mayor urgencia
que afectan a la juventud.
13. Valoramos igualmente la creación de un Espacio Iberoamericano del
Conocimiento (EIC) orientado a la necesaria transformación de la
educación superior y articulado en torno a la investigación, el desarrollo y
la innovación, y respaldamos la propuesta de elaborar un plan estratégico
del EIC, para cuya formulación se convocará a los responsables
nacionales de las políticas de educación superior y a otros actores
vinculados con el tema.14. Acordamos promover, en el marco del Espacio Iberoamericano del
Conocimiento (EIC) una iniciativa de cooperación en materia de movilidad
académica de estudiantes universitarios. Para ello, encargamos a la
SEGIB que realice un estudio que permita establecer un instrumento
educativo que articule un sistema de intercambio de docentes y
estudiantes universitarios, tomando como modelo experiencias exitosas
realizadas en el ámbito europeo.
15. Destacamos la adopción, por la reunión de Ministros de Administración
Pública, del Código Iberoamericano de Buen Gobierno, y la creación de la
Escuela Iberoamericana de Administración y Políticas Públicas, que
contribuirán a una mayor eficacia gubernamental y calidad de la gestión
pública, respetando la soberanía de los países y sus legislaciones
nacionales.
16. Saludamos los trabajos de la XV Conferencia de Ministros de Justicia de
los Países Iberoamericanos en Reforma y Acceso a la Justicia,
Implantación de Nuevas Tecnologías, Delincuencia Organizada
Transnacional y Tratamiento Integral de la Violencia de Género.
Destacamos los avances desarrollados por la Red Iberoamericana de
Cooperación Jurídica Internacional (Iber-Red) como instrumento
fundamental en la cooperación jurídica iberoamericana, y saludamos los
trabajos de la Cumbre Judicial para la adopción del Código
Iberoamericano de Ética y la creación de la Comisión de Ética Judicial.
17. Compartimos la preocupación expresada en la VIII Conferencia
Iberoamericana de Ministras y Ministros de Salud, relativa al número de
víctimas que continúa ocasionando al mundo una dolencia curable como
la tuberculosis, cifra que alcanza las 5.000 vidas por día, constituyendo
ésta la principal causa de muerte de las personas infectadas con
HIV/SIDA. En el marco de dicha preocupación, igualmente hacemos
nuestra la propuesta de que la salud sea considerada tema central de una
próxima Cumbre, y que se contemple la posibilidad de la aplicación de un
Plan Global Iberoamericano de Acción para detener aquella dolencia, en el
ámbito de la iniciativa de Naciones Unidas para el período 2006 –2015.
Solicitamos a la SEGIB presentar propuestas tendientes a impulsar
acciones e iniciativas en diferentes ámbitos tales como el empresarial y el
laboral u otros, a fin de contribuir a hacerle frente a este flagelo que
afecta a nuestras sociedades.
18. Renovamos nuestro compromiso de cooperar para lograr el crecimiento y
la generación de riqueza con inclusión social, promoviendo el desarrollo
sostenible, protegiendo el medio ambiente, evitando la generación de
ecosistemas altamente vulnerables, cuidando los recursos naturales y
utilizándolos adecuadamente.
19. Conscientes de que una parte significativa de la población iberoamericana
carece todavía de un acceso adecuado al agua potable y, con el objeto deavanzar en la consecución de los Objetivos del Milenio y de la iniciativa
de lucha contra el hambre y la pobreza, encomendamos a la SEGIB
elaborar un proyecto de cooperación iberoamericana destinado a crear un
Fondo Iberoamericano para el Acceso al Agua Potable, dedicado a
promover acciones para elevar el número de personas que tengan acceso
a ese elemento vital.
20. Tomamos nota del IV Foro Mundial de Agua celebrado en marzo pasado
en la Ciudad de México, así como también damos la bienvenida a la
realización de la próxima Expo Zaragoza 2008, cuyo tema central será
“Agua y Desarrollo”.
21. Confirmamos nuestro propósito de continuar y ampliar los esfuerzos para
aumentar la participación de las energías renovables en la oferta de
energía y de mejorar la eficiencia energética. Tales esfuerzos incluirán el
diálogo para la identificación de los obstáculos que limitan su oferta y
eficiencia, y de las políticas para la eliminación de los mismos.
22. Consideramos una valiosa contribución al Sistema Iberoamericano, la
reflexión y los aportes realizados por el Foro Parlamentario y los ejes
sugeridos por éste para la formulación de políticas migratorias.
Resaltamos la aprobación del Estatuto de Montevideo, que institucionaliza
dicho Foro y establece las funciones que le corresponden.
23. Recogemos con interés las conclusiones del Encuentro Cívico y del
Encuentro Empresarial; instamos a dar continuidad a estos foros en el
marco de las Cumbres Iberoamericanas, y encomendamos a la SEGIB que
impulse el fortalecimiento de la participación y de la relación de la
Conferencia Iberoamericana con organizaciones sociales y empresas,
como expresión social y económica de la ciudadanía en el espacio
iberoamericano.
24. Reiteramos nuestro apoyo a las actividades de la Asociación de
Academias, Institutos y Escuelas Diplomáticas de Iberoamérica, como
mecanismo de intercambio de experiencias e identificación de vías de
colaboración y cooperación en los procesos de formación y capacitación
de los Servicios Exteriores de nuestros países. Asimismo, reconocemos la
necesidad del constante mejoramiento de la estructura y la acción de los
centros de formación diplomática, y apoyamos los respectivos procesos
de fortalecimiento de los servicios exteriores de los países
iberoamericanos en beneficio de una idónea consecución de los objetivos
de sus políticas exteriores en el complejo ámbito internacional.
25. Valoramos los aportes de los encuentros y foros de discusión convocados
por la SEGIB sobre los siguientes temas: Extensión del Crédito y los
Servicios Financieros; Seguridad Ciudadana, Violencia Social y Políticas
Públicas; Migraciones y Desarrollo; Desarrollo Social y Políticas de
Reducción de la Pobreza, y Energías Renovables. Valoramos asimismo losaportes del Encuentro Iberoamericano sobre Objetivos del Milenio de
Naciones Unidas y las Tecnologías de la Información y Comunicaciones
26. Conscientes de la importancia de los derechos de los consumidores en los
países iberoamericanos, nos comprometemos a crear y fortalecer
mecanismos que promuevan el efectivo ejercicio de estos derechos.
27. Reiteramos nuestra voluntad y propósito de seguir impulsando el proceso
de consolidación institucional de nuestra Conferencia y, de este modo,
contribuir a la cohesión de la Comunidad Iberoamericana de Naciones
como lugar de encuentro cultural, político, social y económico de nuestros
pueblos, reconociéndonos en los valores de nuestro acervo y
profundizando los vínculos históricos que nos complementan, sin dejar de
admitir, al mismo tiempo, los rasgos propios de cada una de nuestras
múltiples identidades, que permiten considerar el conjunto de los pueblos
iberoamericanos como una “unidad en la diversidad”.
28. Respaldamos la actualización del Manual Operativo del Convenio de
Bariloche, adaptado a la nueva realidad y a las demandas de una mayor
eficacia de la cooperación iberoamericana.
29. Saludamos la puesta en marcha de los fondos voluntarios de España y de
México, y su contribución al fortalecimiento de la Comunidad
Iberoamericana. Invitamos a los Estados en capacidad de hacerlo, a que
se sumen a este esfuerzo.
30. Aprobamos IBERESCENA como programa Cumbre propuesto por los
Ministros de Cultura, con el objetivo de potenciar la promoción de nuestra
diversidad cultural y el desarrollo escénico de la región iberoamericana,
mediante el fomento de las coproducciones, las redes de teatros y de
festivales, el apoyo a la autoría iberoamericana y la formación de nuestros
profesionales.
31. Recibimos con beneplácito la racionalización de los programas de
cooperación iberoamericana. Acordamos la conclusión del Fondo para el
Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina y el Caribe –Fondo
Indígena- y de la Asociación de Estados Iberoamericanos para el
Desarrollo de las Bibliotecas Nacionales de Iberoamérica –ABINIA- como
programas de cooperación de la Conferencia Iberoamericana, dando paso
a su consolidación como organismos internacionales. Encomendamos a la
SEGIB el establecimiento de convenios de colaboración con cada uno de
ellos. Acordamos igualmente el término de las Becas Mutis y del Programa
Iberoamericano de Lectura –ILIMITA-, que contó con el apoyo de la
Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y
la Cultura (OEI) y del Centro Regional para el Fomento del Libro en
América Latina y el Caribe (CERLALC).32. Conscientes de la necesidad de desplegar acciones específicas para
mejorar la cooperación en el sector turismo, saludamos la iniciativa
española de crear un Instituto Iberoamericano de Turismo
33. Reiteramos nuestro compromiso de promover la equidad de género y la
erradicación de cualquier forma de exclusión. Encomendamos a la SEGIB
la continuación de los esfuerzos para la efectiva implementación de la
equidad de género como eje transversal de las acciones de cooperación
iberoamericanas.
34.Mandatamos a la SEGIB poner en marcha una iniciativa que, en el ámbito
de los Objetivos y Metas del Milenio, posibilite la elaboración de
indicadores específicos en relación con los pueblos indígenas y afro-
descendientes, que sirva de herramienta útil para avanzar en la lucha
contra la exclusión y la pobreza en que se encuentran en muchos de los
países de la región, cuando éstos así lo consideren.
35. Encomendamos a la SEGIB establecer un grupo de trabajo con la
Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y
la Cultura (OEI) y el Fondo Indígena, que permita elaborar las bases,
objetivos y alcances del Instituto Iberoamericano de Lenguas Nativas.
36. Reconocemos el papel fundamental, en el desarrollo integral de nuestras
naciones, de las cooperativas y demás organizaciones de la economía
social,
cuyos
principios
de
productividad,
competitividad,
complementariedad, solidaridad y, sobre todo, responsabilidad social,
fortalecen el carácter participativo de nuestras democracias, impulsan la
generación de empleos, apoyan el combate a la pobreza, convocan la
integración y cohesión social -en particular de las mujeres, los jóvenes,
las personas adultas y con discapacidad- generando condiciones de
desarrollo.
37. Respaldamos la labor de la Misión de Naciones Unidas para la
Estabilización de Haití (MINUSTAH) en función de la estabilidad, la paz
social y la consolidación de la institucionalidad democrática. Reiteramos
asimismo nuestro compromiso con el proceso que se lleva adelante en
Haití hacia la reconstrucción del orden productivo para el bien del pueblo
de ese país. Subrayamos la necesidad de cooperar decididamente en pro
del desarrollo económico y social de Haití, que es una precondición para
el logro de la paz y la estabilidad duradera en ese país.
Para ello, encomendamos a la SEGIB colaborar en la coordinación de los
esfuerzos y de los programas de cooperación de los distintos países
iberoamericanos con Haití. Con este objeto acordamos realizar reuniones
iberoamericanas de coordinación, en ocasión de las conferencias de
donantes.38. Reafirmamos la importancia y necesidad de asegurar la cooperación
internacional para los países de renta media, tanto la Ayuda Oficial al
Desarrollo como en el marco de mecanismos financieros innovadores,
como complemento a sus esfuerzos para cumplir con sus programas
nacionales y con los Objetivos de Desarrollo del Milenio. En tal sentido
respaldamos la puesta en marcha de iniciativas concretas y
encomendamos a la SEGIB que brinde apoyo y seguimiento a las mismas.
Damos la bienvenida a las conferencias sobre Países de Renta Media que
se realizarán próximamente en España y El Salvador.
39. Saludamos el lanzamiento del Programa Regional Andino entre el
Gobierno español y la Secretaría General de la Comunidad Andina,
orientado a fortalecer los procesos de gobernabilidad democrática, a
mejorar la gestión del medio ambiente y a fomentar la cohesión social, y
que se presenta en ocasión de la XVI Cumbre Iberoamericana.
40. Reiteramos nuestro agradecimiento al gobierno de la República de Chile
por el ofrecimiento para realizar, entre el 9 y 10 de noviembre de 2007, la
XVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno. El tema
central de la Cumbre versará sobre cohesión social y políticas sociales
para alcanzar sociedades más inclusivas en Iberoamérica.
41. Recibimos con satisfacción y aceptamos el ofrecimiento del Gobierno de la
República de El Salvador para realizar en el año 2008 la XVIII Cumbre
Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno.
42. Nos congratulamos por el ofrecimiento del Gobierno de Portugal de
realizar en el año 2009 la XIX Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado
y de Gobierno.
43. Tomamos nota, con satisfacción, de la propuesta de la República
Argentina en el sentido de que ese país sea la sede de la Cumbre
Iberoamericana del año 2010, habida cuenta de que en ese año la
República Argentina estará conmemorando los doscientos años del
establecimiento de su primer gobierno patrio, a la vez que las Cumbres
llegarán a su vigésima edición.
44. Agradecemos el ofrecimiento del Gobierno de España para que la ciudad
de Cádiz sea sede en el año 2012 de la XXII Cumbre Iberoamericana de
Jefes de Estado y de Gobierno, coincidiendo con la aprobación, en esa
ciudad, de la primera Constitución española de 1812.
45. Los Jefes de Estado y de Gobierno de la Comunidad Iberoamericana de
Naciones agradecemos muy especialmente al Gobierno de la República
Oriental del Uruguay, así como a las autoridades y a la ciudadanía de
Montevideo, por la cálida hospitalidad brindada durante la celebración de
esta XVI Cumbre.46. Los Jefes de Estado y de Gobierno de los países iberoamericanos
suscriben la presente Declaración, así como el Compromiso de
Montevideo que forma parte integrante de ella, en dos textos originales
en idiomas español y portugués, ambos igualmente válidos, en
Montevideo, el 5 de noviembre de 2006.Tabaré Ramón Vázquez Rosas
Presidente de la República del
Uruguay Michelle Bachelett
Presidenta de la República de Chile
Juan Carlos I
Rey de España José Luís Rodríguez Zapatero
Presidente del Gobierno de España
Albert Pintat Santolària
Jefe del Gobierno del Principado de
Andorra Néstor Carlos Kirchner
Presidente de la Nación Argentina
Evo Morales
Presidente de la República de Bolivia Celso Amorim
Ministro de Relaciones Exteriores de la
República Federativa de BrasilÁlvaro Uribe Vélez
Presidente de la República de
Colombia Óscar Árias Sánchez
Presidente de la República de Costa
Rica
Carlos Lage Dávila
Vice- Presidente del Consejo de
Estado de la República de Cuba Alfredo Palacio González
Presidente de la República del Ecuador
Elías Antonio Saca
Presidente de la República de El
Salvador Eduardo Stein Barillas
Vice – Presidente de la República de
Guatemala
José Manuel Zelaya Rosales
Presidente de la República de
Honduras Vicente Fox Quesada
Presidente de los Estados Unidos
Mexicanos
José Alfredo Gómez Urcuyo
Vice – Presidente de la República de Ruben Arosemena
Vice- Presidente de la República deNicaragua Panamá
Nicanor Duarte Frutos
Presidente de la República del
Paraguay José García Belaunde
Ministro de Relaciones Exteriores de la
República del Perú
Ánibal Cavaco Silva
Presidente de la República de Portugal José Sócrates
Primer Ministro de la República de
Portugal
Rafael Francisco Alburquerque de
Castro
Vice- Presidente de la República
Dominicana Hugo Rafael Chávez Frías
Presidente de la República Bolivariana
de Venezuela

no hay comentarios

Bases para un Carta Cultural Iberoamericana

Compartir

XV Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno. Salamanca, España. 14 y 15 de Octubre de 2005. Anexo

no hay comentarios

Declaración de Salamanca de 2005

Compartir

1.- Los Jefes de Estado y de Gobierno de la Comunidad Iberoamericana de Naciones reunidos en su XV Cumbre de Salamanca, España, los días 14 y 15 de Octubre de 2005, ratificamos la totalidad del acervo iberoamericano integrado por lo valores, principios y acuerdos que hemos aprobado en las anteriores Cumbres.

no hay comentarios

Acta del Foro de Patrimonio de la CCI

Compartir

DOCUMENTO DE CONCLUSIONES Y PROPUESTAS DEL “FORO DE PATRIMONIO” PARA EL
DESARROLLO DEL PLAN DE ACCION DE LA CARTA CULTURAL IBEROAMERICANA
Montevideo, Uruguay
5 y 6 de Mayo de 2008
Reunido, los días 5 y 6 de mayo de 2008, en la ciudad de Montevideo (Uruguay), el Segundo Foro para el
desarrollo del Plan de Acción de la Carta Cultural Iberoamericana sobre Patrimonio Cultural, los participantes
en el Foro:
– Expresan su convicción sobre la inexcusable exigencia de poner en práctica los principios y valores contenidos
en la Carta Cultural Iberoamericana (CCI) relativos al patrimonio cultural iberoamericano con el fin de afianzar,
tal como expresa el Preámbulo, el “gran sistema cultural compuesto de elementos únicos y excepcionales” que
es Iberoamérica, representada por un “vasto conjunto de naciones que comparten raíces y el rico patrimonio
de una cultura fundada en la suma de pueblos, sangres y credos diversos”. Dicho patrimonio, con sus
elementos comunes y diversos, es asimismo la expresión de una “larga experiencia de modos originales e
irrepetibles de estar en el mundo, y representa la evolución de las comunidades iberoamericanas y, por ello,
constituye la referencia básica de su identidad”.
– Valoran las directrices y principios contenidos principalmente en el ámbito de la Carta titulado “patrimonio
cultural”, así como en otros apartados, como el marco de un vasto y sugestivo programa de acción para los
actores públicos y privados y que se concreta, principalmente, en:
– la responsabilidad esencial del poder político en su protección y a la vez en la participación de la
sociedad en su conjunto;
– la apropiación social del patrimonio para asegurar su preservación, goce y disfrute por la ciudadanía;
– una visión integral del patrimonio material e inmaterial;
– el reconocimiento del valor y la diversidad del patrimonio cultural y lingüístico de las comunidades
indígenas, afrodescendientes y poblaciones migrantes con el fin de facilitar su plena participación en todos
los niveles de la ciudadanía;
– la evitación de la exportación y el tráfico ilícito de los bienes culturales;
– la coordinación de las medidas de protección y valorización de los patrimonios ambiental y cultural;
– la cooperación entre los países iberoamericanos en orden a la protección y difusión del patrimonio
cultural y natural, material e inmaterial;
– la comprensión de la creatividad como fuente de sentidos, de identidad, de reconocimiento y
enriquecimiento del patrimonio;
– la necesidad de afrontar los desafíos y riesgos así como las oportunidades que plantea el turismo al
patrimonio, desde el trato respetuoso y la sustentabilidad de las expresiones culturales tradicionales, a la
que deberán revertir parte de los beneficios que generen las actividades turísticas;
– y la importancia del patrimonio cultural como soporte del Espacio Cultural Iberoamericano dinámico y
singular, caracterizado por su notable profundidad histórica, la pluralidad de orígenes y sus variadas
manifestaciones, que la CCI pretende consolidar y fortalecer.
– Celebran encarecidamente la Declaración de Salvador de Bahía, adoptada por el I Encuentro Iberoamericano
de Museos, celebrado los días 26, 27 y 28 de junio de 2007, y la toman en cuenta con el fin de que dicha
Declaración y el presente Foro se complementen en orden a poner en valor los principios y previsiones de la
Carta Cultural Iberoamericana.
1- Desean destacar asimismo la importancia de la Carta Cultural Iberoamericana para hacer de la creatividad
cultural iberoamericana, que se expresa en la diversidad del patrimonio cultural, un elemento para el
fortalecimiento de la cohesión social, el diálogo y el desarrollo integral de los pueblos de la comunidad
iberoamericana de naciones.
– Recuerdan que el patrimonio cultural iberoamericano y sus diversas expresiones culturales se manifiestan y
viven más allá de las fronteras nacionales de los países latinoamericanos, lo que debe ser tenido en cuenta en
el desarrollo de las medidas que se proponen en el presente documento y en las políticas culturales públicas
que las concreten.
– Reciben con beneplácito la propuesta formulada en la reunión de realizar una reunión de parlamentarios
iberoamericanos en el marco del proceso iniciado con el Plan de Acción aprobado por la XVII Cumbre
Iberoamericana celebrada en Santiago de Chile, así como la propuesta de incorporación, a los presentes Foros y
a las actuaciones de aplicación de la Carta, de otros actores de la región y, en particular, del Mercosur.
A tal fin, el Foro realiza las siguientes propuestas y recomendaciones.
Propuestas y recomendaciones específicas sobre el patrimonio cultural iberoamericano:
1. La elaboración de un estudio que establezca la situación y el estado de la incorporación de los Estados
iberoamericanos en relación con cada una de las Convenciones internacionales existentes en materia
de patrimonio cultural. Sin perjuicio de la invitación a los Estados para que terminen de adherirse o
ratificar dichos instrumentos, a partir de dicho estudio, se deberá analizar la posibilidad de
elaboración de nuevos convenios de alcance regional complementarios de los anteriores, en orden a
conseguir la efectividad de los valores y principios recogidos en la CCI sobre patrimonio cultural y, de
forma especial, en orden a evitar y perseguir el tráfico ilícito de bienes culturales.
2. La redacción de modelos de normas legales que sirvan de referente para los Estados en los procesos
de reformas legislativas que lleven a cabo relativas a la preservación y promoción del patrimonio
cultural. Dichos modelos deberán posibilitar la incorporación, por las legislaciones nacionales, de los
principios y directrices relativos al patrimonio cultural recogidos en la CCI y, en particular:








la afirmación de la responsabilidad irrenunciable de los poderes públicos (estatales,
regionales y locales) en orden a la protección del patrimonio cultural y la apelación
concurrente a todos ellos en el ejercicio de dicha responsabilidad.
una noción integral del patrimonio cultural que no desvincule conceptualmente el patrimonio
material y el patrimonio inmaterial.
una concepción de las acciones de conservación y promoción del patrimonio cultural positiva,
educadora y estimuladora del sentido de pertenencia y apreciativa de los bienes culturales.
una concepción amplia de los bienes culturales que incluya los patrimonios lingüístico,
sonoro, audiovisual, industrial, natural, etc.
la coordinación de la protección del patrimonio cultural y del patrimonio ambiental y su uso y
disfrute por parte de los ciudadanos.
una gestión sostenible del patrimonio en relación con el turismo y la contribución, desde los
beneficios generados por éste, a la conservación del patrimonio.
la preservación de la autenticidad de las expresiones culturales de las comunidades
iberoamericanas y, en particular, de las comunidades tradicionales, indígenas y
afrodescendientes.
la adopción de medidas y garantías coordinadas por las legislaciones nacionales para la
erradicación del tráfico ilícito de los bienes culturales y la recuperación de los ilegalmente
exportados.
2-





una concepción socialmente inclusiva del patrimonio cultural iberoamericano, comprensiva
de la totalidad de comunidades, pueblos y grupos humanos como parte de la historia
iberoamericana.
la vinculación de la creación con el legado cultural.
la determinación de los procedimientos básicos y de los criterios de clasificación que podría
adoptar la región iberoamericana, para las actuaciones de conservación del patrimonio
cultural, desde un enfoque compartido y sistémico de la acción de los poderes públicos.
la plena incorporación del derecho a la cultura y sus garantías en relación con el patrimonio
cultural y, en particular, el disfrute y el acceso a los bienes de titularidad privada.
el afianzamiento del dominio público de los bienes arqueológicos.
el desarrollo de garantías jurídicas como la acción pública o popular para que cualquier
ciudadano pueda exigir ante las autoridades y los jueces y tribuanles el cumplimiento de la
legalidad en relación con el patrimonio cultural.
3. Elaborar asimismo modelos de normas legales en relación con los museos, archivos y bibliotecas con
el fin de afirmar los principios de la CCI en relación con los centros de depósito cultural como servicios
del patrimonio cultural.
4. Organizar un encuentro de expertos destinado a identificar, homologar y unificar los principios de
gestión del patrimonio cultural, con el objeto de impulsar acciones coordinadas y llegar a pautas
comunes para la aplicación de los criterios de intervención en los países de la región iberoamericana.
5. Realizar un estudio comparado y valorativo sobre la situación de la institucionalidad pública en
relación con el patrimonio cultural en los países de la región iberoamericana, que abarque tanto los
niveles estatales como regionales y locales, y el que se determinen buenas prácticas y medidas para su
fortalecimiento.
6. Reforzar las medidas para evitar el tráfico ilícito de los bienes culturales en la región iberoamericana,
en el marco de la cooperación entre los gobiernos. A tal fin, se proponen las siguientes medidas
concretas:
instituir unidades administrativas especializadas, dentro las administraciones culturales de los
Estados, para evitar el tráfico ilícito.
la incorporación, en los formularios de todas las aduanas, de un apartado sobre los bienes
culturales y sobre la prohibición de su tráfico ilícito y habilitar módulos en todas las fronteras
para verificar
promover la ejecución de los acuerdos ya adoptados en relación con la toma de conciencia de
la población ante dicho problema.
establecer estadísticas, indicadores y un banco de información en relación con el tráfico
ilícito.
incluir en los currícula de formación de los diplomáticos, el personal de aduanas y de las
fuerzas de seguridad contenidos relativos a la lucha contra el tráfico ilícito.
solicitar a los Gobiernos iberoamericanos que incluyan una partida presupuestaria para la
restitución de bienes exportados ilícitamente.
7. Crear un laboratorio internacional que realice la búsqueda, recopilación y análisis de información
relacionada con las diferentes áreas de la gestión del patrimonio cultural.
8. Impulsar la formación y capacitación sistemática y continua de profesionales y técnicos especializados
en la gestión del patrimonio cultural.
9. Invitar a las asociaciones y entidades ciudadanas vinculadas a la protección del patrimonio a
compartir el conocimiento de sus experiencias.
10. Realizar un encuentro sobre modalidades y nuevas fuentes de financiación y fomento del patrimonio
cultural iberoamericano.
311. Incorporar en el trabajo de indicadores compartidos que tiene previsto la OEI, los datos necesarios
para evaluar los impactos sobre el patrimonio en las áreas estudiadas.
12. Elaborar una “Cartografía de la Creatividad Iberoamericana” que registre y explique las formas
diversas en que cada uno de los pueblos de la región expresan la dinámica entre la unidad y la
diferencia en la cultura iberoamericana y que sirva como un instrumento para el diálogo intersectorial
y la planeación para el desarrollo integral.
13. Promover un estudio jurídico comparado acerca del estatuto constitucional del patrimonio cultural en
los países iberoamericanos.
14. Apoyar las iniciativas concernientes a los bienes culturales y naturales que afecten a dos o más países
del espacio iberoamericano, como es el caso de las rutas o itinerarios culturales transnacionales.
15. Recomendar a los países iberoamericanos custodiar, conservar y preservar en buen estado físico los
materiales que constituyen su acervo sonoro y audiovisual y establecer los medios que sean
necesarios para la debida organización de los mismos, así como garantizar la salvaguarda de este
patrimonio sonoro y audiovisual a través de la digitalización, por ser éste actualmente el único medio
que garantiza su preservación.
16. Invitar Agenda XXI
17. Vincular la experiencia de las Escuelas Asociadas de la UNESCO, los vigías del Patrimonio y las Escuelas
taller de la Cooperación Española a las poblaciones juveniles.
18. Proponer que la expresión “patrimonio cultural” sea considerada en los diccionarios de las Academias
de la lengua española y portuguesa a propósito de las voces “patrimonio” y “cultura”.
19. Elaborar una bibliografía básica de referencia sobre patrimonio cultural para la consulta en línea.
Recomendaciones generales sobre la CCI:
1. Promover en los esquemas de integración y de cooperación, el conocimiento y significación de la CCI,
vinculándola al marco de referencia de sus actividades.
2. Invitar a las instituciones culturales públicas de los países iberoamericanos a que realicen un informe
anual sobre las acciones de difusión de la CCI y las diversas medidas de difusión y aplicación de la CCI.
3. Hacer referencia a la CCI en los Preámbulos de las leyes culturales de la región.
4. Proponer a los gobiernos de la región iberoamericana la difusión de la CCI en sus respectivos
parlamentos.
5. Alentar la conformación de una red de universidades del espacio iberoamericano interesadas en el
desarrollo y difusión de la CCI. Promover la creación de cátedras de estudios relativos a la cultura, así
como portales web en la materia. Apoyar, en este sentido, la iniciativa del Portal Iberoamericano de
Derecho de la Cultura del IICC así como la iniciativa de la UNTREF de organizar una primera reunión
de universidades sobre la CCI en el próximo semestre.
6. Evaluar y hacer seguimiento del grado de incidencia de las recomendaciones y propuestas formuladas
en los foros así como el estudio de su viabilidad económica.
7. Reconocer la necesidad de que se realice un especial esfuerzo para dar a conocer la CCI en todos los
países y la creación, a tal fin, de un grupo de trabajo que genere y ponga en marcha un amplio Plan de
difusión y conocimiento de la Carta Cultural Iberoamericana.
48. Creación de una página web con los principios de la CCI, agenda de reuniones, etc.
9. Impulsar la proyección internacional de la CCI y su conocimiento y la implicación de los principales
organismos internacionales competentes en las materias culturales.
5

no hay comentarios

Acta del Foro de Cultura y Educación de la CCI

Compartir

DOCUMENTO DE CONCLUSIONES Y PROPUESTAS DEL
“ FORO CULTURA Y EDUCACIÓN” PARA EL DESARROLLO DEL PLAN DE ACCION DE LA CARTA
CULTURAL IBEROAMERICANA
México, 29 y 30 de septiembre de 2008
Reunido, los días 29 y 30 de septiembre de 2008, en la ciudad de México, el Tercer Foro de
expertos para el desarrollo del Plan de Acción de la Carta Cultural Iberoamericana sobre
“Cultura y educación”, los participantes en el Foro:
– Expresan su convicción sobre la inescindible relación entre cultura y educación que
afirma la Carta Cultural Iberoamericana, así como sobre la importancia de este ámbito
en la construcción del Espacio Cultural Iberoamericano.
– Resaltan las directrices y principios contenidos en el ámbito de la Carta titulado
“Cultura y educación”, así como en otros ámbitos, como el marco de un rico y amplio
programa de acción para las políticas culturales y educativas y que se concreta,
principalmente, en:
– reforzar en los sistemas educativos el conocimiento y valoración de la
diversidad cultural iberoamericana
– propiciar en los planes y programas de educación líneas temáticas orientadas
al estudio de la creatividad y la formación de públicos culturales críticos
– incorporar contenidos de la cultura y de la historia iberoamericana,
reafirmando sus componentes propios e identitarios, en los curriculos y
fomentar una perspectiva regional del aprendizaje
– propiciar que en las zonas donde habitan comunidades tradicionales e
indígenas, los planes y programas de educación incorporen sus respectivas
lenguas, valores, conocimientos socila, cultural y normativo;
y
/…
/…
– asegurar el derecho de toda la población a la alfabetización y educación
básica, así como fomentar el cultivo de la lectura y acceso al libro, y a las
bibliotecas públicas como centros de promoción cultural
– Resaltan igualmente la importante dimensión educativa que presentan otros
ámbitos de la Carta como son los referidos al audiovisual, patrimonio cultural y
comunicación y cultura.- En particular, destacan encarecidamente la necesidad de acciones educativas
específicas para el desarrollo de los principios relativos al epígrafe “comunidades
tradicionales, indígenas, de afrodescendientes y de poblaciones migrantes” de la Carta
Cultural Iberoamericana.
– Reconocen que los sistemas educativos son importantes palancas para la igualdad de
oportunidades y que el acceso a la educación secundaria y superior son factores
fundamentales para la cohesión social, la creación de ciudadanía y la asunción de los
valores democráticos y de los derechos fundamentales. Pero que es asimismo cierto
que que en ocasiones los sistemas educativos no interiorizan plenamente dichos
valores y, en particular, los de respeto y reconocimiento de la diversidad cultural de
los que es portadora la Carta y se manifiestan, al contrario, como instrumentos de
dominación cultural.
– Expresan la convicción de que uno de los rasgos del espacio iberoamericano es la
coexistencia de múltiples grupos humanos con sus propias contemporaneidades
culturales, a los que la Carta pretende ofrecer un marco para reconocerse y valorarse
recíprocamente desde sus propias diferencias. Ello debe conllevar, en lo que se refiere
al objeto del Foro, una educación inclusiva y plural que erradique de una vez por
todas la exclusión de minorías y contemple la educación artística como un ámbito
privilegiado de conocimiento, reconocimiento y valoración de la diversidad cultural y,
en particular, de las minorías, de las comunidades indígenas y de los grupos
inmigrantes. A tal fin, los contenidos culturales en la educación deberán tener como
eje los códigos que permiten adquirir un sentido de pertenencia e identidad a los
escolares y la facilitación de puentes entre los diferentes lenguajes y expresiones
culturales.
– Advierten que asegurar la igualdad y el acceso universal a la educación y a la cultura
es una responsabilidad irrenunciable de los Estados, dentro de la que el servicio
público cultural es un medio apropiado de garantía de la igualdad, la calidad y la
regularidad, sin perjuicio de las tareas que asimismo corresponde realizar a tal fin al
sector privado.
/…
/…
– Expresan la necesidad de poner en juego una concepción amplia y abierta de los
contenidos culturales de la educación artística que incorpore, en función de las
comunidades concernidas, contenidos tradicionales, y de arte y cultura populares.
– Manifiestan su convicción de que las relaciones entre cultura y educación no son sólo
una cuestión de incorporar contenidos culturales en el curriculum escolar sino también
de desarrollo de la dimensión cultural de otras materias escolares, lo que exige una
acción de programación, capacitación y dotación de herramientas adecuadas para
ponerla en valor. Sólo este doble enfoque hará posible que las instituciones educativas
se muestren como espacio cultural de referencia y otorgar a la cultura un lugar
estratégico en la actividad escolar.
2- Expresan la preocupación de que, a pesar del impacto que la vida cultural local y
nacional tiene en el tiempo de “no escolarización” y en el tiempo libre, no existen
acciones programáticas ni políticas activas para favorecer un ocio de calidad. Este
campo se encuentra totalmente dejado al mercado y, a menudo, entra en
contradicción con las políticas culturales y educativas formales y con los valores de los
derechos fundamentales, como con frecuencia se puede apreciar en determinados
videojuegos, contenidos de internet, programas de TV…
– Expresan la necesidad de dar cumplimiento pleno en el espacio iberoamericano a los
siguientes mandatos: al del artículo 27 de la Declaración Universal de Derechos
Humanos para que la educación esté orientada al desarrollo integral de la persona
humana; y a los del preámbulo y del artículo 10 de la Convención de la UNESCO
(2005), sobre Protección y Promoción de la Diversidad de las Expresiones Culturales
acerca del papel fundamental que desempeña la educación en la preservación de la
diferencia cultural
– Asimismo desean dejar constancia de la conveniencia de que las acciones y medidas
para la puesta en práctica del ámbito sobre cultura de la CCI tengan en cuenta los
objetivos del Milenio sobre la educación y, de forma muy especial, la educación
primaria. A tal fin, se destaca la necesidad del desarro de metodologías de educación
no formal y de incorporar una lectura cultural en los programas de alfabetización
– Reconocen asimismo la importancia, para el cumplimiento de las previsiones de la
CCI en el ámbito “cultura y educación”, de los diversos programas y encuentros
promovidos tanto por organismos nacionales como multilaterales; en particular,
destacan la Conferencia Mundial organizada por UNESCO sobre Educación Artística
(Lisboa, 2006), la Declaración de Bogotá sobre Educación Artística (2005) y el
programa de la OEI ·sobre educación artística, cultura y ciudadanía.
/…
/…
– Asumen que, si bien el presente Foro pretende ser una reflexión cultural en el marco
de la Carta Cultural Iberoamericana, la aplicación de las recomendaciones y propuestas
que se formulan no se podrá hacer sino en extrecha cooperación y diálogo con los
expertos y responsables del sector educativo.
A tal fin, el Foro realiza las siguientes propuestas y recomendaciones que, salvo que en ellas se
especifiquen destinatarios concretos, van destinadas en general a los organismos
multilaterales de la región competentes en materia de educación y cultura, a las Conferencia
ministros de educación y cultura, a los poderes estatales, territoriales y locales, a los foros
civiles, instituciones educativas y culturales, organismos no gubernamentales y profesionales y
expertos de la educación y la cultura.
Propuestas y recomendaciones específicas referidas al tema “cultura y educación” en el espacio
cultural iberoamericano:
– Se propone la elaboración de los estudios previos para acometer la configuración de
un marco normativo en los Estados iberoamericanos que, haciéndose cargo de los
3valores y las consideraciones incluidas en el preámbulo de este documento, fije las
bases para la armonización de los sistemas educativos, el reconocimiento de
titulaciones y acreditaciones nacionales, la creación de programas para facilitar la
movilidad y la celebración de convenios educativos.
– De forma concreta, en relación con el ámbito específico del Foro, se recomienda a las
políticas nacionales y locales abrir los sistemas educativos a la cultura, dinamizar la
ciudad educadora, rentabilizar el potencial educativo de las instituciones culturales,
movilizar nuevos actores a la educación e incorporar amplios contenidos de la historia
común iberoamericana.
– Se recomienda la promoción, entre los paises de la región, de un acuerdo de bases
para un plan integral de educación y cultura para todo el ciclo educativo que aborde,
entre otras cuestiones, su integración curricular en la educación formal y en todo el
ciclo educativo
– Se recomienda asimismo la incorporación en el curriculum, así como en los textos
escolares, de contenidos sobre derechos culturales, patrimonio cultural y artesanía
artística
– Se aconseja la creación de fondos compensatorios para que los países con menos
recursos puedan servirse de ellos en el impulso de acciones sobre cultura y educación
en el marco de la Carta.
/…
/…
– Se recomienda a los Estados nacionales adoptar las medidas legislativas y de otro
orden para integrar la educación letrada y visual e impulsar la función cultural
formativa de la televisión y los medios de comunicación, así como de los videojuegos.
– Se recomienda la consolidación de casas y centros culturales, la creación de redes,
especialmente en el ámbito virtual, y alianzas y reuniones de expertos y profesionales
para el intercambio de experiencias sobre cultura y educación y para la documentación
de buenas prácticas y su difusión,así como para estimular el diálogo intercultural.
– Se propone que la cooperación iberoamericana en cultura y educación no se centre
únicamente en grandes programas sino que impulse también programas
especializados de dimensión media y pequeña, entre las que se señala el ejemplo del
FONCA; y que se centre asimismo en la capacitación de recursos humanos en
cooperación, cultura y desarrollo.
– Se propone que uno de los objetivos de los curricula escolares y, en general, de las
acciones de cultura y educación sea la construcción de ciudadanía cultural basada en la
libre expresión, los derechos culturales y la participación social.
4- Se sugiere a la OEI la convocatoria de premios o medidas para la significación de
experiencias exitosas en relación con la diversidad y las previsiones de la CCI sobre
cultura y educación, así como al CAB la continuación del concurso “Somos patrimonio”.
– Se propone impulsar y dotar acciones estructurales de investigación conjunta en la
región en relación con el ámbito de la CCI relativo a educación y cultura por medio de
la creación de cátedras, fondos de becas, doctorados, maestrías y otros programas. En
particular, se propone la creación de un grupo de trabajo para el desarrollo de la
investigación en educación artística.
– En particular, se propone la creación de
programas de maestría y doctorado sobre la historia de Iberoamérica.
– Se recomienda revisar los roles de los maestros en materia de educación y cultura y
diseñar un curriculum marco para la mejora de la competencia de los docentes y para
reciclarlos en los procesos tecnológicos
– Se recomienda apoyar el desarrollo de la formación cultural en el ámbito de la
gestíon educativa, tomando en consideración los niveles formal, no formal e informal
de la educación
/…
/…
– Se propone a los centros escolares reforzar los vínculos con las bibliotecas próximas,
especialmente las bibliotecas locales, y acordar programas escolares de estímulo para
el uso de las bibliotecas públicas y privadas
– Adoptar acciones regulares que refuercen los vínculos entre los museos y los centros
escolares
– Crear un sistema iberoameicano de becas de apoyo a estudiantes de arte y crear
programas de intercambio académico
– Crear un grupo de trabajo para establecer indicadores cualitativos para la enseñanza
de las artes
– Elaborar programas especiales de formación de educación y cultura dirigidos a
colectivos de riesgo. Impulsar el desarrollo de planes compensatorios de acceso a la
educación de personas procedentes de colectivos vulnerables o que no han tenido
posibilidad de acceder a la educación básica
– Elaborar recursos educativos escritos, ausiovisuales y para la red que tomen en
cuenta las previsiones de la CCI relativas a la valoración de la diversidad
5iberoamericana, así como a la incorporacion de contenidos de la cultura y la historia de
la región, revisándose los materiales al uso en el contexto escolar
– Promover un encuentro de expertos de educación con responsables de los
programas iberoamericanos de educación y cultura (Ibermedia, Iberescena,
Iberorquestas, Ibermuseos, etc.) con el fin de vincular dichos programas al desarrollo
de los objetivos específicos de los ámbitos de aplicación de la CCI en materia de cultura
y educación
– Incorporar en la formación y profesionalización de los creadores, productores y
gestores culturales contenidos de educación artística, artes populares, comunicación y
cultura, gestión del patrimonio cultural y nuevas tecnologías.
– Impulsar acciones para el desarrollo de programas que favorezcan una utilización
formativa, cultural y creativa del ocio y del tiempo libre
– Propiciar la creación de espacios de encuentro entre ambos sectores para la
construcción de nuevas formas de diálogo intercultural que afecten positivamente la
integración social
/…
/…
– Promover acciones de revisión de la normativa referente a las culturas y su
pertinente actualizacióln a las nuevas formas de agrupación y convivencia social en el
marco de los retos contemporáneos
– Crear un grupo de trabajo para organizar la detección de buenas prácticas en materia
de educación y cultura. Fomentar encuentros para la trasferencia de dichas buenas
prácticas
– Tomar en consideración en los programas de educación y cultura las formas
contemporáneas de expresión y comunicación, sin perjuicio del reconomiento de la
alta importancia que continúan teniendo la formas de expresión oral
– Promover el diálogo y concertación entre el sector educativo y las industrias
culturales con el fin de promover el desarrollo conjunto de programas y proyectos
culturales y educativos.
Propuestas y recomendaciones generales sobre la Carta Cultural Iberoamericana
– Elaboración de planes de acción nacionales, y asimismo plurinacionales, de
aplicación de la Carta Cultural Iberoamericana que tomen en cuenta la respuesta de
los actores de la sociedad civil
6- Impulsar acciones para la modernización y el fortalecimiento de la institucionalidad
cultural en la región
– Invitar a los organismos multilaterales de la región a intensificar las relaciones de
cooperación entre ellos con el objetivo de lograr un cumplimiento eficaz de los
contenidos de la CCI
– Acometer un plan de conocimiento y difusión de la CCI en las comunidades latinas
que se encuentran fuera de la región iberoamericana
– Realizar un estudio para indagar la idea que poseen los jóvenes sobre qué es ser
iberoamericano
– Proseguir el desarrollo de programas iberomericanos de cultura en el marco de la CCI
– Elaborar materiales didácticos atractivos para dar a conocer los principales valores y
contenidos de la CCI entre los niños y los jóvenes.
7